Vacaciones navideñas, y día 19

4 Ene

Sería  algo exagerado decir que hoy es el día en que terminan mis vacaciones, como si mañana me esperase la vuelta a las clases o al trabajo, pero a decir verdad con la larga vuelta de hoy hasta mi casa de Trekroner han terminado las vacaciones navideñas.

Desde el día en que entregué el proyecto hasta hoy han pasado casi 20 días que he aprovechado sin parar. Los primeros días, como ya conté, salí por una Copenhagen nevadísima y vestida de navidad con los amigos, tirándome con el trineo por la nieve, despidiendo a muchos de los amigos y amigas que terminaban su Erasmus.

Esas vacaciones siguieron en Valencia, con un reencuentro esperado con muchos a quienes echaba de menos y hacía meses que había dejado de ver. Por allí he andado algo más de dos semanas, en un tiempo que se me ha hecho corto pero en el que no he parado de comer, merendar y cenar, cada día con un grupo de amigos, con alguien a quien hacía tiempo que no veía, recorriendo lugares que componen mi vida y que de vez en cuando saltaban a mi memoria, haciendo viejas rutinas, comprando en las tiendas de siempre, disfrutando del sol en diciembre o estando con la familia. Sí, han sido dos semanas cortas pero intensas que empezaron con un gran abrazo en el aeropuerto con un montón de amigos que me dieron una gran sorpresa al recibirme.

Todavía me es algo difícil explicar lo que he sentido estos días. Ni yo lo acabo de entender. Era estar de visita en el lugar de siempre, era estar con todos pero sabiendo que era alguien ausente, era volver a una rutina que casi ya había olvidado, consciente de que en apenas unas semanas volvería a olvidar,… a veces, en mitad de cenas, de fiestas o conversaciones mi mente se transportaba a Trekroner, a mi Erasmus, con la gente que ha habitado mi vida en Dinamarca, y cuando volvía se producía un contraste entre esas dos realidades que me era difícil de asimilar.

No sé si será posible acostumbrarse a volver a la casa de toda la vida solo por vacaciones, como un personaje consciente de tu ausencia permanente, pero esta primera vez ha sido extraño a la vez que gratificante comprobar que todo (o casi todo) sigue en su sitio, que a quienes quieres siguen estando ahí para escucharte.

Hoy, para cerrar estas vacaciones navideñas, cargado de comida, ropa y demás enseres he vuelto con Guille a Copenhagen, pero en el camino hemos hecho escala en Zurich (Suiza). Como la escala iba para rato (cerca de 8 horas) hemos aprovechado y nos hemos encontrado con dos amigos Erasmus suizos: Maurice y Barbara. Con ninguno de los dos tuve gran amistad por Dinamarca pero ha sido muy divertido encontrarnos y recordar mogollón de momentos y que nos enseñasen también la ciudad con sus casas de otra época, su lago con las montañas al fondo nevadas, sus calles de cuento y las paradas en bares y chocolaterías tipical tipical para recobrar fuerzas.

Es cierto que hoy acaban las vacaciones navideñas, pero no lo es menos que mañana mismito empieza lo siguiente, lo de repasar el proyecto y preparar la presentación oral de la semana que viene, reencontrarme con los amigos, empezar con la mudanza al piso de Copenhagen,… VAYA, que el camino sigue tras esta breve pausa del caminante que lo escribe.

Anuncios

Una respuesta to “Vacaciones navideñas, y día 19”

  1. sara 10 enero, 2011 a 21:21 #

    Ah,que te has ido? pues bueno, pues vale 😉
    Me ha encantado verte, tocarte y escucharte.
    Suerte en tu nueva etapa, guapo.

    TQM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s