Mi primer contrato.

29 Abr

La vida es extraña. Justo en el momento en que disfruto de más libertad y menos ataduras que nunca decido ponerme a trabajar.

Hace algo más de un mes conseguí una entrevista de trabajo con una empresa de servicios para eventos y congresos en uno de los hoteles más grandes de Copenhague. Todo fue muy bien, era un trabajo esporádico, bien pagado (como siempre en Dinamarca) y me apetecía. Salí de la entrevista pensando que Memdir, el jefe, me llamaría en unos días, pero había cometido un error y es que debido a las clases y a los compromisos del proyecto había dicho que no podría trabajar en los siguientes días. De esta forma, mi teléfono se debió quedar en un extenso listado y nunca llegó su llamada.

El miércoles, tras haber terminado las clases de este curso (aún queda acabar el proyecto, la presentación y la evaluación de una de las asignaturas) y con menos obligaciones en el horario decidí llamar a Memdir a ver que había pasado y a ver si era posible encontrar alguna oferta nueva. Me citó para el día siguiente, la entrevista fue muy bien y me fui con la misma idea de que en unos días me llamaría. Pero esta vez ya me había empeñado en decir que tenía un horario libre.

Esta mañana, a las 7.30h ha sonado el teléfono. Era  la llamada que había estado esperando más de un mes. Memdir me ofrecía trabajar hoy durante 7 horas en el catering del Centro de Congresos del hotel. Había dos condiciones: ir de negro e ir afeitado. La segunda condición me costaba mucho aceptarla, pero poco convencido le he dicho que sí. Tras meditar en compañía me he animado. Me he afeitado la barba que no había quitado de mi cara desde hacía muchos meses y me he arreglado para salir. He cogido la bicicleta y he cruzado el pequeño trozo de ciudad que separa mi casa del trabajo, contento en el primer día de trabajo de mi vida.

Al llega, Memdir me ha dado la camisa de camarero, me ha explicado las cosas del contrato y lo he firmado. Luego me ha presentado a Marius, un ingeniero polaco que lleva algunos años estudiando y trabajando en Dinamarca, quien me ha enseñado como funcionaban las cosas por el hotel y  iba respondiendo a cada inocente pregunta que me surgía. Rápido, mientras mi cabeza se nublaba de preguntas y mis dedos no sabían como coger la bandeja de camarero,  hemos salido al hall del hotel a recoger los vasos que los médicos asistentes al Congreso de la Sociedad de Urólogos Européos iban dejando tras su desayuno.

El trabajo no ha sido estresante ni difícil, pero sí pesado. Durante 7 horas sólo he parado 30 minutos para comer en el bufet de los trabajadores del hotel, el resto del tiempo había que estar siempre en movimiento, recogiendo platos, vasos, limpiando mesas, sacando comida, rellenando jarras de agua o lo que fuese, pero un no podía estar parado.

Me ha gustado este primer día. Mañana iré también, pero menos tiempo y a hacer cosas diferente (recoger todo el material de la sala del Congreso). Al ser un trabajo esporádico me permitirá ganar algún dinero sin quitarme mucho tiempo de mi vida en Copenhague.

Quien me iba decir a mi que el primer contrato que iba a firmar iba a ser en Dinamarca. Ahora cambia un poco la perspectiva de este tiempo. Trabajar será un rollo, pero afortunadamente lo hago por elección más que por necesidad. Y eso también entra dentro del marco de mi vida en libertad.

La vida es extraña, pero me gusta.

Anuncios

Una respuesta to “Mi primer contrato.”

  1. sara 29 abril, 2011 a 19:38 #

    Hey¡ cómo mola¡ joé Vic, las vida se te va presentando en tsunami. No acabas de aterrizar en una cosa, ya tienes otra: carrera, erasmus, piso, mudanza, trabajo…
    Cómo me gusta tu actitud: todo positivo-nunca negativo. ¿Sin barba? ¡Pues sin barba, “serà per aixó” “i si em perc algo??????
    No te aceleres, sujeta bien la bandeja. ¡Atención a la tarea!
    Suerte. Te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s