Y la luz se hizo…

29 Mar

Desde finales de octubre estaba esperando esto. Recuerdo aquél frío domingo en que acababa el mes y que, al mismo tiempo, llegaba -al menos psicológicamente- el invierno más duro y largo de los hasta ahora conocidos. Con el cambio de hora cada día la noche le daba un bocado al día. Al principio el sol se ponía a eso de las 18h de la tarde, pero a toda velocidad iba recortando la luz a pasos agigantados hasta convertirse en diciembre en un compañero habitual a la hora de comer.

La falta de sol de la calle fue sólo uno de tantos factores -frío, viento, nubes, lluvia, nieve, hielo- que hicieron de este tiempo un largo deambular por la oscuridad de puertas para afuera. Hacia adentro supe convivir de la mejor forma posible con esa nueva realidad, aunque algo de factura acababa pasando: esas tardes en que a partir de las cuatro uno ya no podía hacer nada productivo, esa sensación de querer cenar a las siete, aquellos días resacosos en los que la comida empezaba en el mismo momento que la noche.

Ahora, todo eso ya pasó. Desde hacía unas semanas se venía notando con la presencia del sol y los días más largos, pero con el cambio de hora de este fin de semana el cambio ha sido definitivo. Se nota en la gente y en el ambiente que hay más horas de luz, que el día empieza a ser más largo. Ahora apetece hacer planes por las tardes, ayer mismo salí a dar un paseo con los amigos hasta las siete y pico de la tarde con luz, casi sin darnos cuenta de la hora que era. Incluso a ellos les apeteció hasta un helado, yo me conformé con dátiles buenísimos. Todo muy exótico.

Siempre me ha gustado este cambio de hora, cuando los días empiezan a ser más largos, pero aquí esto lo he notado más. La ciudad tiene ahora otra cara. Ayer mismo me encontré con una estampa nunca vista en esta ciudad, el contraste del color en los edificios con el sol reflectante y un elemento muy mediterráneo que estoy muy poco acostumbrado a ver por aquí: las sábanas tendidas en el patio. Con estos días largos y una primavera que se presume llena de vida, os regalo esta nueva imagen de Copenhagen.

 

Anuncios

Una respuesta to “Y la luz se hizo…”

  1. sara 29 marzo, 2011 a 17:47 #

    mmmmmhhh¡ a mí también me encantan los días largos.
    Me da como… vida ¡salir del capullo! (te acuerdas?)
    Este sábado pasado puse flores en las ventanas que las pobres jardineras estaban en parálisis forzada y el jardín, ni te cuento. El cesped empieza a querer ser verde y eso es un buen presagio: la vida al exterior.

    TQM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s