De vuelta a las clases

8 Feb

Algo más de tres meses, ese es el tiempo que llevaba sin ir a clase. El 5 de noviembre terminé las clases del Woekshop del curso de Global Studies, y desde entonces me dediqué plenamente al proyecto, su presentación y, tras todo ello, a vivir Copenhagen desde mi nuevo piso.

Esta mañana, al llegar a la estación parecía que alguien (los maquinistas, quizá) no quería que llegase a clase, que alargase más este estimado tiempo de buen vivir, sin haber de despertarse temprano, ni leer los artículos y compendios recomendados por los profesores,… en Norreport, la estación de tren más cercana a casa, aparecían la mayoría de trenes retrasados o cancelados. Hemos tomado un tren hasta Kobenhaven H, pues allí había más posibilidades de que pasaran trenes con destino Trekroner, la parada de la Universidad de Roskilde.

En un anden se amontonaban centenares de estudiantes esperando coger el tren para ir a la universidad y allí los trenes, en medio de la confusión generalizada, seguían retrasados o cancelados. Al parecer todo era consecuencia de los fuertes vientos que están azotando Dinamarca durante estos últimos días (Marc ya ha creado un topic en el twiter para el tema: #cphurrricanewind).  La verdad es que anoche fue muy bestia el sonido del aire frotando contra las ventanas y colándose por cualquier rendija que se le ofrecía, pero las consecuencias parecían desproporcionadas!

Tras un rato de espera ha llegado un tren vacío que han anunciado por megafonía que pararía en la universidad (supongo, porque el mensaje era en danés y lo único que he entendido ha sido “Trekroner”). Algo más de 20 minutos de espera dentro del tren (eso sí, sentados y sin la molestia de ese viento permanente) y por fin ha puesto rumbo hacia nuestro destino, aunque algo más lento de lo normal.

La clase -al final he llegado un poco tarde, consecuencia de la odisea de los trenes- a la que he asistido es de la asignatura “EU & Transnacional Bureaucracies”, donde analizaremos la situación de las instituciones desde una interesante visión del proceso de burocratización global que se está produciendo desde las últimas décadas. La presentación que hizo la profesora la semana pasada ya era prometedora, pero la primera clase ha subido incluso el nivel: interesante, amena y entendible, esto último gracias, quizá, a la procedencia griega de la profesora pues tiene un inglés mucho más comprensible para nosotros que el de cualquier danés o inglés.

Tras la clase, un par de gestiones por la universidad y vuelta a casa… poco a poco, de nuevo, con santa paciencia en la estación de la universidad hasta ver el tren llegar. Así se resume el primer día de clase del segundo semestre. Vendrán mejores, supongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s