La soledad no es esto

1 Nov

Podríamos decir que la noche se ha instalado en Trekroner. No quiero decir con esto que haya habido un fundido en negro ni que ahora hayan 24 horas de fiesta (precisamente ahora es cuando más toca leer y empollar). Desde ayer, último día de octubre, con el cambio de hora el sol desaparece de este paisaje llano apenas a las cinco de la tarde -y con el paso de los días se irá yendo cada vez más pronto-. Desde ayer un sentimiento extraño ronda por mi cuerpo. Quizá sea un sentimiento de soledad el que hace que tenga tan pocas ganas de que se haga de noche…

Quizá porque fue ayer cuando recién levantado, desde mi cama de domingo, me acabé el libro de “La soledad era esto”, de Juan José Millás, en un día corto y gris.

“La soledad es una amputación no visible, pero tan eficaz como si te arrancaran la vista y el oído y así, aislada de todas las sensaciones exteriores, de todos los puntos de referencia, y sólo con el tacto y la memoria tuvieras que reconstruir el mundo, el mundo que has de habitar y que te habita”.

Repaso la definición que Elena, la protagonista de la novela, hace del término. Y no, no acaba de cuadrar con lo que aquí pasa. Quizá a mi, a nosotros, a los que vivimos en este país del frío, nos han hecho una amputación, pero es una amputación visible, muy visible, tan visible que ahora que nos la han quitado no vemos nada: la luz, es la la luz del sol lo que ya no está.

No, no debe ser soledad lo que siento, debe ser otra cosa. Para mí la soledad no es esto. La soledad es lo que siente Elena, eso del abandono de uno mismo que lleva al abandono de los otros. Lo que aquí pasa es otra cosa que aún no sé nombrar. Cuando cae la noche se multiplica la sensación de recogimiento, de inactividad, de fin del día… aunque sea a partir de entonces cuando toca salir, cuando comienza la actividad, cuando empieza el día, que ahora es de noche.

Anuncios

Una respuesta to “La soledad no es esto”

  1. sara 2 noviembre, 2010 a 20:10 #

    CARIÑOOOO¡¡¡ QUE NO ESTÁS SOLO ¡CAGÜENLÁ!
    SI; LOS ESPÍRITUS MEDITERRÁNEOS NOS ALIMENTAMOS DE SOL, DE LUZ DEL DÍA, PERO… QUE NO SE DIGA. AHÍ TÚ, VALIENTE.
    ¡A POR ELLOS QUE SON POCOS Y PEQUEÑOS! 😉

    YA SABES: CAMBIA EL FOCO. PIENSA EN OTRA COSA. LLENAR LAS TARDE-NOCHES DE OTRAS COSAS ESTARÁ BIEN. ACUDE A TUS PARAÍSOS PRIVADOS.
    YO LE LLAMO MIS PARAÍSOS PRIVADOS A TODAS ESAS IMÁGENES DELICIOSAS QUE GUARDO EN MI RECUERDO PARA MOMENTOS DE CRISIS: PALABRAS, PAISAJES, OLORES, COLORES, AFECTOS…

    TQM 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s