Por si la idea se olvida

18 Sep

“Aprovecha todo el amor que puedas dar o recibir, toda la felicidad que puedas birlar o brindar, cualquier medida de gracia pasajera… si la cosa funciona. Y no te hagas ilusiones, no depende de tu ingenuidad humana, ni mucho menos. Más de lo que te guste admitir es suerte en tu existencia.” (Si la cosa funciona, Woody Allen)

Supongo -y espero- que no será al único que le pasa, pero a veces cuando veo películas, leo libros o escucho canciones extraigo conclusiones y me convenzo de que lo que está pasando por mi cabeza no puedo olvidarlo y me aseguro que esa idea me acompañará siempre, que esa reflexión no la puedo dejar pasar. Incluso me pregunto cómo puedo haber vivido sin ella hasta entonces. Pero no, nunca es así. La inmensa mayoría de las veces al rato, al cambiar de hilo de pensamiento, esa idea desaparece, se esfuma de mi mente.

Más o menos eso es lo que me pasó con algunas de las ideas que se desprenden de la película de “Si la cosa funciona”, de Woody Allen (muy recomendable si aún no la has visto!). Hace ya un año que fui a verla al cine con mis padres, en versión original, igual que hoy cuando la hemos visto en la sesión semanal de cine de Korallen (versión original siempre, hoy con la excepción de subtítulos en castellano). Esa idea tan presente a lo largo de toda la película y que se resume en la frase que encabeza esta entrada: que más allá de todos nuestros prejuicios y conjeturas a las que siempre nos agarramos nos hemos de dejar llevar por lo que nos apetece, por donde nos sentimos a gusto, por donde nos encontramos felices. Así y sólo así podemos disfrutar de lo que tenemos y no hay que darle más importancia de la que tiene, pues al fin y al cabo todo esto simplemente se produce por el simple azar de nuestra existencia. Ni más, ni menos.

A veces, como cuando veo películas, como cuando leo libros o como cuando escucho canciones tengo una conversación o reflexiono para mis adentros, pienso en las cosas que me pasan y llego a conclusiones de esta vida que vivo. Entonces, con esas conclusiones me planto y me digo que de ahora en adelante tendré en cuenta todo lo que he pensado. Que jamás viviré sin esa idea. Que cómo podía haber vivido sin ella hasta entonces. Pero luego, como siempre, se me olvida y me dejo llevar.

Siempre he pensado que la experiencia Erasmus tendría que aprovecharla del primer al último minuto, exprimiendo cada segundo, disfrutando de cada momento. Siempre he pensado que si estaba fuera de casa de nada servía seguir atado a Valencia. Si realmente quería experimentar cada momento no podía tener la mente en dos sitios, así que lo mejor era eso, crear un paréntesis durante el cual los vínculos entre los dos lugares de mi vida fuesen los menores posibles. A veces pienso que me equivoco. A veces pienso que quizá no fue lo mejor aquello de poner tierra de por medio. A veces pienso que si no estaré actuando mal dejando de lado una parte de mi vida.

Entonces agradezco la reflexión escrita que me hizo Nico (gracias!) y, sobretodo, haberla pasado a papel y tenerla colgada en la puerta de la habitación para poder leerla cada vez que salgo, para que se me quede grabada en la memoria antes de empezar un nuevo día, por si acaso esa idea ha desaparecido a lo largo de la noche…

Aquí la dejo, para que en este blog tampoco se me olvide:

Anuncios

4 comentarios to “Por si la idea se olvida”

  1. Mariola 19 septiembre, 2010 a 16:45 #

    Aquí estoy, instalada en el piso de Elche. Y una de las primeras cosas que he hecho es meterme en tu blog, para sentirme acompañada por tus palabras, para sentir que no soy la única que empieza un nuevo camino lejos de casa.
    Tu también sentiste un cosquilleo en el estómago el primer día que llegaste?
    Un beso fuerte Vic.

  2. sara 19 septiembre, 2010 a 19:48 #

    grabada 🙂

  3. Ángela 19 septiembre, 2010 a 22:19 #

    Guardado en favoritos. 🙂

  4. Sara 26 septiembre, 2010 a 16:24 #

    Qué bonito leer tus historias y poder formar parte de ellas como si fuésemos los protagonistas de nuestro libro favorito! Es una gozada compartir todas las aventuras erasmuseras contigo! Un besoooo 😉

    P.D: eso de las ideas es una auto convicción muy jodida…a mí también me pasa…jajjajjaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s